Plasticina humana.

desnudosEl interés de transformar al individuo en plasticina moldeable por parte de quienes detentan el poder (cualquiera sea su posición dentro del espectro ideológico conocido: izquierdas o derechas, a estas alturas de la historia lo mismo da) es equivalente a los tiempos de la llamada esclavitud. Hoy por hoy, como ya lo adelantaron los grandes filósofos del siglo XX, resulta más fácil transformar al hombre en un objeto, en un autómata, en un títere manejable, que encadenarlo a un poste como en los tiempos de la esclavitud. Además, se ve y suena bastante más decoroso, por cierto.

 

La tecnología, esa prótesis creada para dominar la naturaleza,  permite a quienes detentan el poder introducirse en el interior de la conciencia humana para transformarla en un objeto, arrebatándole al ser su condición de sujeto en la historia. De ahí el interés por el dominio de las fuentes de información masiva. De ahí el interés por levantar falsos ídolos, de ahí el interés por la frivolidad de los medios de comunicación, por la preeminencia del circo, por las malas políticas de educación, por la falta de espacios culturales. A nadie cuyo fin sea el alcanzar el poder puede importarle la Educación, esa educación, por cierto, que hace al hombre libre, capaz de pensar por sí mismo, a solas con su conciencia. Una mala educación favorece en mucho a la clase gobernante, permite, entre otras cosas, la perpetuación en el poder, permite mantener selladas y silenciosas las conciencias pensantes de los hombres. Permite el silencio del pathos de la indignación.   

 

Sin embargo, no podemos culpar a la burguesía y al capitalismo, como lo hicieron los marxistas para alcanzar el poder, por cuanto después de los genocidios practicados por el totalitarismo comunista tampoco podemos poner las esperanzas en un sistema ubicado en el otro extremo. El rotundo fracaso del comunismo, es una prueba demasiado contundente  de que el poder corrompe todas las conciencias, todas las estructuras, y de que Hegel fue verdaderamente un iluminado cuando sostuvo que la conciencia humana es deseo, y desea  el deseo del otro, y ,en consecuencia, no tiene límites sino hasta el sometimiento total y absoluto del otro. Llámese de izquierdas o derechas. Porque  el intento de cosificación del hombre ha sido el mismo tanto para unos y otros, por cuanto cualquier sistema de poder necesita anular a su contrario para gobernar a perpetuidad, como ha sido el caso.

 

La pregunta ahora es cómo salimos de este embrollo, cómo le arrebatamos el poder a quienes nos gobiernan, cuando sabemos de antemano que cualquiera sea quien lo alcance tenderá a perpetuarse, como lo han hecho todos a lo largo de la historia. Recuérdese sin más a Julio César, Napoleón, Stalin, Hitler, Franco, Castro, etc. Sabemos también hoy que la llamada Democracia se maneja mediante la publicidad, la prueba está en las sumas millonarias que se invierten en las campañas políticas en todas partes del mundo. Los votos se compran en el mercado, porque las voluntades no son más que una mercancía fluctuante entre la curva de la oferta y la demanda.

 

La pregunta es si existe algún sistema capaz de salvar al hombre, de devolverle su individualidad, su capacidad de pensar al interior de su propia conciencia individual y única, sin la ingerencia de la publicidad, sin que se mediatice su existencia, sin que sus necesidades se transformen en beneficios lucrativos para otros, sin que el sistema lo incluya como uno más dentro de la masa informe, sin que el poderío de los otros lo prive de llegar a convertirse en un ser libre y autónomo, capaz de enfrentar en su propia intimidad el misterio de la existencia.

Santiago de Chile – Miguel de Loyola

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s