Pearl Buck, Retrato de un matrimonio.

pearl buckEn Retrato de un matrimonio, Pearl Buck (1892-1973) recrea el amor de un joven y aristocrático pintor por una campesina de ascendencia holandesa, afincada en Filadelfia. Se trata de una historia conmovedora, y tan interesante como las grandes novelas que llevaron a la escritora norteamericana a recibir el premio Nobel en 1938. Recuérdese, La buena tierra, Hijos, La madre, Un hogar dividido, etc.

La relación entre Guillermo y Ruth, captura el interés del lector por distintos motivos que van generando tensión dramática. Desde luego, está la diferencia social existente entre ambos amantes, el uno proveniente de la clase alta y adinerada, de padre millonario ferroviario, además coleccionista de pinturas famosas; ella, en cambio, hija de un humilde granjero de origen holandés, aunque orgulloso de pertenecer a la cuarta generación de los Harnsbarger en tierras de Filadelfia. La belleza de Ruth, constituye acaso el motivo de mayor interés, tratándose del amor de un pintor, capaz de ver y capturar lo bello en su estado más puro. Por otra parte, está latente la diferencia de espacios contrastantes, campo y ciudad, en tanto lugares de procedencia de los amantes. “Siempre hablas de lo hermosa que es Nueva York –sollozó- , pero a mí me parece terrible. Es como… como vivir todos amontonados en el fondo de un pozo. Sólo se ve una pequeña faja de cielo encima. Y yo estoy habituada a ver todo el cielo. “

La novela cautiva también por la tentativa de mostrar las facetas de la personalidad artística, personificada en el pintor Guillermo Barton, quien al principio de su carrera constituía promesa en Nueva York, pero renuncia a la ciudad y termina sus días pintando paisajes bucólicos, hasta último momento conmovido y perplejo ante la belleza de Ruth.

Pearl Buck perfila en esta obra de apariencia sencilla, magistralmente los complejos procesos de búsqueda del artista, sus pasiones y también sus grandes renuncias a fin de entregarse al proceso de creación. También esa inseguridad permanente de quien dedica su vida a las artes, esperando el reconocimiento público, las más veces sin hallarlo.

En suma, la aparente sencillez de la historia en sí misma, porque en su lectura más directa nos lleva a una novela de amor, termina planteando los grandes problemas de la vocación artística y también los asuntos cotidianos de la vida misma, personificada en este caso en la personalidad terrenal de Ruth, quien representa en todo momento la antítesis de la naturaleza de Guillermo, mostrando de esta manera los complementos necesarios para la vida en  pareja o el matrimonio, como bien  reza el título de la novela.

Hay desde luego otras lecturas, hay una crítica social profunda a la sociedad norteamericana a la que hace referencia, aunque soterrada, oculta bajo ese velo amoroso de los amantes, y particularmente del joven pintor, quien en ningún momento comparará las diferencias sociales bajo aquel prisma ciego del resentimiento.  Si bien sus padres jamás aceptarán a la campesina Ruth como su mujer, ignorándola hasta  el fin de sus días, Guillermo no cuestionará el hecho abiertamente, pero abandonará silenciosamente sus raíces, dejando atrás un mundo incompatible con el que por si y para sí ha buscado. Ruth, en ese sentido, simboliza la verdadera pasión artística, la del que está dispuesto a dejarlo todo movido por una vocación irrenunciable. A su vez, ella tampoco cuestionará a la familia de Guillermo, asumiendo el rol de madre y sostenedora del hogar, dejando así en completa libertad al artista.

Retrato de un matrimonio, tiene el encanto de lo bello en sí mismo, en su sentido universal, sin caer en aquel esteticismo del interés, al decir de Kant, que hoy día todo lo perturba a la hora de juzgar una obra. Pearl Buck recrea en estas páginas experiencias y sentimientos de la vida misma, con una mirada transparente, colmada de aquel asombro y candor que caracteriza a los más grandes novelistas.

Miguel de Loyola – Santiago de Chile – agosto 2013.

Anuncios

5 comentarios en “Pearl Buck, Retrato de un matrimonio.

  1. Muy interesante, es mi tipo de libro por que la verdad más que todo en este tipo de libros conocemos el modus vivendi de sociedades un tanto agenas pero que de sus más oscuros recovecos se puede sacar una buena lección.

  2. No tengo tu formación en literatura, pero comparto tu opinión respecto a Pearl, a quien descubrí en mi juventud en su novela EL PATRIOTA, donde, a través de una historia de amor, narra la histórica “pelea” chino-japonesa, y al mismo tiempo los inicios del enfrentamiento de Chiang Kai Shek y Mao, incluida su “gran marcha”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s