Cat Stevens en Viña del Mar, todo un encuentro y un reecuentro

cat stevensEste año la nota más alta del Festival de Viña del Mar la marcó indudablemente la presencia de Cat Stevens, el inolvidable músico británico que muy tempranamente colgara sus hábitos para dedicarse a obras de meditación y beneficencia, hastiado de las idolatrías prodigadas por el éxito alcanzado en su época. Pero hace algunos años ha vuelto a los escenarios, para juntar fondos para sus obras, reivindicando su música, esa música que en más de cuarenta años no ha muerto. La noche de clausura del festival no sólo los nostálgicos de su tiempo, también los jóvenes querían verlo y escuchar sus inolvidables canciones, y tararearlas desde el anonimato de las graderías, o bien en la intimidad de sus casas mirando el televisor.

Sin ostentación, sin grandes orquestaciones, Cat Stevens supo entregar al público de la Quinta Vergara la esencia de su arte. Canciones que perviven todavía en la memoria de muchos, y las que han sido traspasadas de generación en generación, de padres a hijos, cerrando y sellando así los círculos más íntimos de la experiencia.

Cabe preguntarse por qué su recuerdo enciende todavía las almas de tantos, de tantos jóvenes de ayer que vivieron y nutrieron sus romances al son de su música. Dónde está la magia, dónde está su aporte a la vida particular de sus contemporáneos. ¿Es su música o la letra de sus canciones la que embriaga las almas? Desde luego, en aquellos tiempos, los jóvenes de entonces sabíamos bastante menos inglés que hoy para comprender el significado de sus canciones, y sólo nos dejábamos llevar por el son hipnotizador de la música, ignorando las más de las veces el significado de sus canciones, la traducción exacta de sus letras. Y es que la música, cual idioma universal, cual esperanto, es siempre más que una letra, y penetra hasta lo más profundo de la memoria y de la conciencia.

Conseguir en aquellos años el long play de Cat Stevens, era en Chile una tarea imposible. Había que importarlo -en el mejor de los casos- de Argentina a través de algún pariente que fuera y volviera cruzando los Andes. Tiempos y circunstancias imposibles de comprender hoy por las jóvenes generaciones. Pero Cat Stevens hizo anoche en Viña del Mar el milagro. Sólo el arte nos lleva a comprender otros tiempos y todos los tiempos.

Miguel de Loyola – Santiago de Chile – 27 de febrero del 2015.

Anuncios

Un comentario en “Cat Stevens en Viña del Mar, todo un encuentro y un reecuentro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s