Paros y tomas estudiantiles

tomas de liceoA estas alturas, descreo de paros y tomas estudiantiles. La falta de consecuencia con lo que se exige y se practica, queda completamente de manifiesto tras el caos en que terminan. Se exige calidad, y pierden año tras año semanas y meses de clases irrecuperables, destruyendo de paso -y sin asunto- parte del mobiliario de los liceos. Esta visto a través de la historia que todo intento de apropiación total de la realidad, termina en barbarie. La prueba es Auchviz, la purgas de Stalin, y la misma revolución francesa. La modernidad debiera llevarnos por otros caminos, caminos abiertos, caminos de amistad y diálogo fecundo, sin embargo se insiste en viejas prácticas destructivas de lo humano, donde el odio se apodera de las almas, cegando la inteligencia y capacidad de entendimiento.tomas de liceo2

Las tomas de colegios y liceos me recuerdan mis años juveniles, cuando la ciudad era un caos de consignas y paralizaciones sin fin. El resultado, ya lo sufrimos en carne propia muchos jóvenes de ayer que vimos truncados nuestros estudios y quedamos en la ignorancia. Y sin embargo, se vuelve a girar la manivela en el mismo sentido, como si las paralizaciones y las huelgas fueran la gran solución para restaurar el orden, la equidad y la calidad. Nada más lejos de la realidad. Los paros estudiantiles engendran zánganos, parásitos que se enquistan en las cúpulas del poder social, y los que en el futuro terminan arrellenados en un puesto nada menos que en el parlamento. Y mientras tanto, las masas, los jóvenes masa, pierden sus años más preciados y propicios para el estudio, arrastrados por esa ola grandilocuente de verdades absolutistas y fundamentalistas que el tiempo suele hacer añicos.

Nada más negro y contraproducente que huelgas y paros estudiantiles. Los que vienen a estudiar, los que están partiendo, los que recién comienzan a conocer el mundo, quieren imponer sus criterios, extorsionando a los gobiernos mediante medidas de presión caóticas y asfixiantes como las huelgas, tomas de colegios, liceos y universidades. Quieren -y en muchos casos- terminan por imponer sus voluntades cuando están en la hora de aprender. Sin embargo, aquí nadie quiere ponerle el cascabel al gato para no dañar su figura pública diciendo se acabó, se acabó la fiesta y llegó la hora de estudiar. Porque si verdaderamente lo que quieren es educación de calidad, el primer requisito, el requisito sine qua non es estudiar, estudiar hasta el cansancio.

Miguel de Loyola – Santiago de Chile – Junio del 2015

Anuncios

Un comentario en “Paros y tomas estudiantiles

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s