Arquetipos chilensis.

arquetiposOtra de las características identitarias chilensis, parece ser la consabida tendencia a mirar el pasado como un oasis. Desde la niñez hasta la vejez, se habla aquí en términos de haber vivido un pasado mejor. Cuando yo era niño, cuando yo era joven, cuando estaba mi padre….Y todavía hay más, persiste también en muchos casos el mito de pertenencia a una situación económica mejor, a un status social más alto. Es decir, cualquier chileno plantado en el presente vive convencido que ayer tuvo una vida mejor, vivió un estado de plenitud superior, fue hijo, nieto, o bisnieto de un hombre rico. Aunque así haya sido, el planteamiento para la salud mental de los individuos resulta altamente nocivo.

Por cierto, es indudable que en términos de salud física, el ayer fue para todos una época de esplendor. Pero no estamos hablando de eso precisamente. Estamos trazando los arquetipos mentales que gobiernan y generan los horizontes de expectativas de los chilenos. Y como nos planteamos siempre la idea de un pasado mejor, es indudable que vemos nuestro ahora peor. Es la consecuencia natural de la construcción de tales arquetipos y de ser fieles a ellos.

Los arquetipos, sabemos, nos vienen dados, son heredados, transmitidos de cultura en cultura, de generación e generación. Pero es deber de las nuevas generaciones librarse de su poderío, de romperlos, sobre todo de aquellos que se constituyen en un lastre. Algo nada fácil, por cierto, pero la vida en cuanto puro devenir, así lo exige, y quien se queda en el pasado se convierte en estatua de sal.

Nuestra tendencia a insistir en el pasado como una etapa superior, nos lleva al desprecio del presente. Es decir, a negarle la posibilidad de ser, porque al despreciar, no vivimos, por el contrario, cavamos nuestra propia tumba.

Si la vieja Europa no fuera capaz de vivir el presente, si tuviera esta tendencia ruinosa de mirar el pasado como algo mejor al hoy, jamás se habría recuperado de sus enfermedades, especialmente de aquellas engendradas por las guerras.

Miguel de Loyola – Santiago de Chile – Abril del 2015.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s