La dama de las camelias, Alexandre Dumas

la-dama-de-las-cameliaLa dama de las camelias es sin duda la novela rosa más conocida mundialmente. Recrea uno de los grandes tópicos juveniles, el amor y sobre todo la pasión; pero también la novela entrega una valiosa radiografía de la sociedad francesa del siglo XIX. Escrita y publicada en 1848 por Alexandre Dumas hijo a la sorprendente edad de 24 años, se ha constituido en otra de las grande obras que llamamos clásicas.

La novela recrea el apasionado amor de dos amantes: Armando Duval y Margarita Gautier, cuya historia de amor tendrá un final trágico. Margarita Gautier representa el glamour y esplendor de una época, cuando la burguesía emboscaba sus amoríos para guardar las apariencias, no obstante a ser vox populi dichos amores encubiertos. Margarita Gautier es una joven que deslumbra a la sociedad parisina no sólo por su hermosura y juventud, también por esa personalidad arrolladora, alegre y desinhibida que ha enloquecido siempre a los hombres. Armando Duval se enamora perdidamente, y está dispuesto a dejarlo todo por ella. No obstante, la moral personificada en la persona de su padre, no se lo permite y lo pondrá, por las buenas o por las malas, en vereda.

La pericia y suspicacia de Dumas para perfilar ambas personalidades, como el amor que se profesan, revela su profunda traza de narrador nato, capaz de auscultar la psicología de los amantes, con la precisión de un psicólogo. Y el fin trágico de la historia, termina construyendo la alegoría perfecta. Por eso la obra ha cruzado los siglos, y posiblemente lo siga haciendo, porque muestra y propone una verdad estética a través de la metáfora.

La obra, por cierto, pone claramente en tela de juicio la moral, esa noción de moral que para las clases acomodadas de la sociedad burguesa europea, constituía la esencia de la hipocresía, y muy particularmente en Francia, donde la buena vida y el boato, habían terminado por trastocar los valores más nobles del espíritu. Se permite tener amantes, llevar segundas vidas, aunque sólo siempre y cuando el individuo sea capaz de mantener muy bien y claramente separadas las cosas. Cualquier intento de subversión de dicho orden establecido,  será condenado y castigado socialmente, con una severidad implacable, como en efecto, ocurre en la inolvidable Dama de las Camelias.

Miguel de Loyola – Santiago de Chile – Año 1990.

Anuncios

2 comentarios en “La dama de las camelias, Alexandre Dumas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s