Regalo de navidad, O´Henry

regalo de navidadHay un cuento inolvidable de O´Henry, El regalo de los reyes magos. Se trata de un cuento conmovedor y que va muy bien leer o releer por estas fechas, cuando vemos a todo el mundo desesperado detrás de sus regalos navideños. El texto del escritor norteamericano cala hondo las vísceras del sentimiento de amor y buenos deseos que emergen en los hombres de todas las latitudes en vísperas navideñas. No lo voy a contar aquí, por cierto, porque perdería su sentido, solo quiero dejar algunas pistas que podrían entusiasmar al lector a buscarlo como se busca un tesoro, con desesperación, esperanza, ambición; porque de verdad se trata de una joyita de la literatura universal, como tantas otras que la posmodernidad ha dejado atrás al punto de ignorarlas hasta en cursos de literatura, imponiendo obras sin valor alguno, auspiciadas por el esnobismo por lo nuevo, por lo último. Ocurre hoy en el mundo del arte, lo mismo que en la industria de objetos. Llámese, autos, relojes, televisores, electrodomésticos, etc.

 Ese afán de novedad por lo nuevo, por lo último, viene matando a golpes despiadados el pasado, lo bueno y lo malo. Si tienes un teléfono celular último modelo que te resulta práctico y fantástico, ten por seguro que mañana la industria lanzará al mercado otro, más nuevo, más apetecible, y desecharás el viejo. Y así, hasta el infinito. Bueno, así también ocurre con el arte, cuando se transforma en objeto de consumo, en cosa, en objeto. Pero es evidente que no necesariamente lo nuevo es mejor que lo viejo.  El arte, lejos de ser un objeto, es la mayor concentración de la inteligencia que nos permite acercarnos al ser de las cosas, y por eso pervive y sobrevive la vorágine de los tiempos.

El regalo de los reyes magos es un cuento que no se puede dejar de leer, porque habla del hombre, del hombre en su dimensión mayor, nos lleva al ser, a la esencia. Y te aseguro, lector, que después de su lectura saldrás liberado de tus aprensiones y nostalgias. La literatura, tiene también -entre muchas otras virtudes- el poder de la psicoterapia. Por eso los amantes de los libros no nos cansaremos nunca de pregonar que aquello que al hombre le falta es lectura. Leer buenos libros, los mejores, los importantes, que al fin y al cabo, no son tantos. Sólo que andan extraviados en medio del mar de basura que se publica a diario en el mundo.

Miguel de Loyola – Santiago de Chile – Diciembre del 2017.-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s