El mapa y el territorio, Michel Houellebecq.

el mapa y territorioEl mapa y el territorio, es una novela monumental del también llamado enfant terrible de la intelectualidad francesa, Michel Houellebecq. El desdoblamiento del autor en personaje controversial dentro de la ficción, alcanza un interés de verdad sorprendente para quienes andan en busca de convertirse en escritores. La ironía soterrada del escritor francés, dista mucho de la practicada por otros autores a la hora de hablar de literatura. Su opinión, y sus obras, desde luego, son de una solidez absoluta. Houellebecq se despedaza a sí mismo en esta novela a fin de conseguir enseñar algo al lector: la prudencia de la distancia frente a cualquier cosa, y muy particularmente sobre la ficción. “Houellebecq le había dicho, al rememorar su carrera narrativa , que siempre se puede tomar notas, tratar de rellenar renglones de frases, pero para emprender la escritura de una novela hay que esperar a que todo se vuelva compacto, irrefutable, hay que esperar a que aparezca un auténtico núcleo de necesidad.”

El mapa es más importante que el territorio, es el título con que Led Martin, protagonista de la novela, abre su primera exposición en París. Se trata de fotografías tomadas a los mapas creados por Michelin, la empresa francesa. La frase en sí misma ya lo dice y resume todo. Led, el artista, pretende resaltar esta intuición estética, y lo consigue, se hace famoso. Pero tardará otros diez años en montar una nueva exposición, ahora de pintura, donde realzará la misma idea que ha venido desarrollando durante esos años.

Led es un joven huérfano, perdió a su madre siendo apenas un niño. Quedó así en manos de su padre, arquitecto exitoso, pero carente de las ahora llamada aptitudes blandas. Termina dejando a su hijo en un internado, de donde saldrá con muy buenas notas para proseguir estudios universitarios. Se trata de un joven que escapa bastante a la norma, no es vicioso, no tiene amigos, vive y pasa sus días solo, concentrado en sus estudios, y en su afición por la fotografía que lo llevará a convertirse en un artista exitoso, para pasar posteriormente a la pintura. Se trata, sin duda, de un niño genio, ajeno a las obsesiones de sus pares, y predispuesto a vivir silenciosamente sus etapas de desarrollo.

No me resisto a copiar aquí algunos párrafos célebres, referido al arte en nuestro tiempo: “También nosotros somos productos, productos culturales. Nosotros también llegaremos a la obsolescencia. El funcionamiento del mecanismo es idéntico, con la salvedad de que nos existe, en general la mejora técnica o funcional evidente, sólo subsiste la exigencia de novedad en estado puro.” (…) “Mientras las especies de animales mas insignificantes tardan miles, a veces millones de años en desaparecer, los productos manufacturados son desterrados de la superficie del planeta en unos días, nunca se les concede una segunda oportunidad.”

El mapa y el territorio atrapa por la prosa, clara y sencilla, y por la indudable alegoría a la que apunta. También por algunas frases notables, que alcanzan la fuerza de máximas: El único privilegio de la edad, el único y exclusivo privilegio de la edad era haberse ganado el derecho que te dejen en paz.

Miguel de Loyola – Santiago de Chile – Agosto del 2017.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s