El sauce mocho, relato.

sauce mochoEl crepúsculo llegaba a San Clemente lentamente, extendiéndose poco a poco hasta teñir la tarde de gris. Luego, o casi al unísono, las redondas ampolletas del alumbrado público encendían su amarillo pálido, proyectando las sombras fantasmales de los plátanos orientales sobre las casas que pegadas hombro con hombro, conformaban la estructura lineal de la calle. Sigue leyendo

Anuncios