Etiqueta: Colombia

Gabriel García Márquez, Memorias de mis putas tristes.

A pesar de la notoria distancia que Memorias de mis putas tristes guarda con sus grandes obras, en ella queda igualmente de manifiesto el “don de la literatura”con que ha sido dotada la pluma del Nóbel colombiano. En cien páginas sume al lector en las fantasías de un anciano hedonista, quien todavía a los noventa años se obsesiona por el amor de una joven adolescente, y por ella está dispuesto a dejarlo todo. (más…)

Gabriel García Márquez. El amor en los tiempos del cólera

Florentino Ariza se enamora de Fermina Daza siendo todavía un adolescente, y ella lo rechaza a pesar de haber estado en algún momento enamorada también de él. Aún así, el sentimiento  del rechazado perdurará a través del tiempo, nutrido por la esperanza y la convicción ciega de que ella terminará amándolo algún día. Así transcurren cincuenta años, hasta el día en que Fermina Daza queda viuda del doctor Juvenal Urbino y Florentino Ariza, poco a poco, avanza hasta concretar su sueño de amor, a pesar de estar pisando los últimos peldaños de la ancianidad.

(más…)

El amor en Cien años de Soledad, II

2ª Parte.

            Otro de los grande aciertos de Cien años de soledad está en la exposición de la evolución de sus protagonistas, a quienes conocemos primero niños ( el niño que va con su padre a conocer el hielo), luego adolescente, adulto, para rematar en la ancianidad y la muerte. Es decir, la mayoría de los personajes de la novela recorren el periplo completo de la vida con los cuales el lector se va identificando, viéndose a sí mismo retratado en más de alguno por un efecto de espejo, sobrellevado y aliviado de sus propias miserias y tristezas por esa visión de mundo (real maravillosa) con que transforma todo lo que mira García Márquez. 

(más…)

El amor en Cien años de Soledad, 1.

 

Primera parte

Releer Cien años de soledad del escritor colombiano Gabriel García Márquez , es un ejercicio que todo escritor de la lengua castellana debe hacer cada cierto tiempo para fortalecer su idioma, de la misma manera que se ha venido haciendo durante cuatro siglos con la obra de Cervantes. No será por una mera cuestión publicitaria, como sucede hoy con la novela actual, que su obra trascendió las fronteras del continente hispanoamericano, iluminando con una nueva fuerza y un nuevo frescor las por entonces cansadas letras de la península ibérica, durante el llamado Boom latinoamericano de literatura. La fuerza del idioma castellano renace con la pluma de García Márquez, al imprimirle una connotación poética capaz de “encantar las palabras”, atributo que para Robert Louis Stevenson ( ) constituye, y sin lugar a dudas, la cuestión esencial del arte de la literatura.

 

(más…)